• jue. Dic 7th, 2023

El desafío del clonazepam: el desafío que revela la vulnerabilidad de los niños y adolescentes

porConfidencial de México

Feb 11, 2023
El desafío del clonazepam: el desafío que revela la vulnerabilidad de los niños y adolescentes
Centro de comando de la policía cibernética en la Ciudad de México, que emitió una alerta contra asumir el desafío.Daniel Augusto (Cuarto oscuro)

A principios de año, la Policía Cibernética de la Ciudad de México lanzó una alerta por el riesgo de realizar el “reto del clonazepam”, un desafío basado en consumir el ansiolítico para tratar de combatir sus efectos mientras se permanece despierto y que, desde entonces, ha causado envenenamiento a más de 37 niños en México. El reto se ha desarrollado entre menores que se encuentran en una etapa de “desarrollo de la personalidad”, según el presidente de Tejiendo Redes Infancia, Juan Martín Pérez.

El presidente de la organización dice que en este proceso hay tres búsquedas: la de identidad, la de pertenencia y la de redes de apoyo. “Necesitan tener una identidad basada en ciertas cosas; y necesitan pertenecer, sentirse parte de algo porque están construyendo sus redes sociales”, resume durante la entrevista telefónica. Se muestra escéptico ante el reto, no cree que tenga un efecto tan representativo en la realidad por la ausencia de videos relacionados en las redes y la falta de investigaciones mediáticas sobre el tema.

La Policía Cibernética dio la alarma tras detectar 10 videos de estas características, que luego reportaron a Tiktok, indica la coordinadora del área de prevención de la autoridad, Sandra García. La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), explica, abrió una carpeta de investigación sobre el tema, a la que habría que sumar las iniciadas por la Fiscalía capitalina, que hasta el cierre de esta publicación no ha respondido a este diario. García indica que ya hay detenidos por la venta de estos ansiolíticos de forma ilegal, aunque no precisa el número exacto porque la investigación “sigue abierta”.

A pesar de la falta de videos en las redes, Tiktok ha dado señales “preocupantes” de su efecto. el director de marketing de influencia de la agencia Otra, Mayra Alcántara, dice que las nuevas generaciones han comenzado a utilizar el buscador de esta plataforma en lugar de Google. Entre sus búsquedas encuentra algunas alarmantes que, según su relato, “siguen alimentando el tema”. “¿Con qué otro medicamento puedes sentir eso? ¿Con cuántas pastillas vas al hospital? Incluso hay respuestas en las que aseguran que cuatro es el número correcto”, ejemplifica Alcántara.

De acuerdo con la investigadora del Departamento de Psicobiología y Neurociencias de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el clonazepam es un medicamento recetado principalmente para personas con crisis epilépticas, aunque también tiene otros fines, como solucionar el sueño. problemas. Los efectos, dice Muñoz-Torres, pueden variar en función de variables como el peso, la edad, la dieta o el sexo. La investigadora considera que el ansiolítico es peligroso cuando se mezcla con otros medicamentos, ya que puede provocar incluso la muerte, aunque afirma que la dosis letal “está muy lejana”.

Aunque la Policía Cibernética califica el desafío de “viral”, la ausencia de videos contradice la idea. “Este reto no se empezó personas influyentes, ni personas que tengan millones de seguidores. Fueron personas las que un día decidieron hacerlo. Y a veces pasa que estas personas borran los videos o tienen un perfil cerrado, al que llegan sus amigos”, dice el director de marketing de influencia. A pesar de esta falta de muestras, los números de búsqueda reflejan su efecto: la etiqueta “clonazepam” (#clonazepam) tiene 90,1 millones de visitas; y el del “desafío del clonazepam” (#retoclonazepam), 726.000, números a los que Alcántara se refiere como “súper fuertes”.

El director coincide con Juan Martín Pérez en la falta de “educación digital”. “Como dicen en México, nadie nos educó para ahorrar, nadie nos educó para financiarnos. Del mismo modo, los padres (de generaciones como la milenario ola boomers) no nos educaron para tener un comportamiento correcto en las redes sociales”, dice. En México, siete de cada 10 personas tienen acceso a internet, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para 2021. Y en Tiktok, la red social con más presencia de la generación Z (aquellos nacidos entre finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000), uno de cada cuatro usuarios tiene menos de 20 años.

Pérez explica que los adultos, a los que también se refiere como “migrantes digitales”, “suelen tener miedo a internet porque no lo controlan”. Para el presidente de la organización, la decisión de los menores de realizar el “reto del clonazepam” forma parte de la socialización habitual, y considera que las redes “son una extensión de la realidad”. Afirma que en esta etapa, los niños y adolescentes intentan compartir algo que suponga “una ruptura”, y prestan más atención a su entorno generacional que a los adultos. “Por eso en ‘su momento’ consumir tabaco o marihuana, compartir algo disruptivo es parte de la socialización que cada uno hace, cada uno en su momento y en su contexto”, concluye.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país