• dom. Jul 14th, 2024

El fuerte y prematuro inicio de la temporada de incendios forestales en Canadá inquieta a las autoridades | Internacional

porConfidencial de México

Abr 27, 2024
El fuerte y prematuro inicio de la temporada de incendios forestales en Canadá inquieta a las autoridades | Internacional
El fuerte y prematuro inicio de la temporada de incendios forestales en Canadá inquieta a las autoridades | Internacional

La temporada de incendios forestales en Canadá ha comenzado con fuerza; también de forma prematura. Varios puntos del oeste del país sufren ya las consecuencias de las llamas. Los expertos afirman que un invierno con poca nieve y condiciones de sequía especialmente pronunciadas en las últimas semanas han favorecido estos fuegos. El Gobierno federal señala que el país debe estar preparado ante cualquier escenario, ya que algunas previsiones apuntan a un escenario catastrófico como el de 2023. La temporada de incendios forestales del año pasado ha sido la peor registrada en Canadá. Las llamas destruyeron 18m5 millones de hectáreas –una extensión mayor que Florida- y forzaron la evacuación de unas 230.000 personas.

En Columbia Británica, provincia ubicada en la costa del Pacífico, se cuentan actualmente 198 incendios activos. Algunos de ellos comenzaron el año pasado, pero nunca se extinguieron. Incendios en la región de Peace River, que registró un 35% menos de nieve en el invierno, inquietan sobremanera por su extensión y fuerza de propagación. Este miércoles, las autoridades de la región emitieron una orden de evacuación para los pobladores de la localidad de Chetwynd, aunque fue cancelada un día después. Asimismo, la circulación en varias carreteras en Peace River y alrededores se ha visto afectada. “Estamos sorprendidos de la rapidez de este inicio de temporada de incendios”, declaró este lunes Bruce Ralston, ministro de Bosques de Columbia Británica.

La provincia de Alberta (también en el oeste del país) registra actualmente 55 incendios activos. La situación es particularmente preocupante en la región de Wood Buffalo, que ya sufrió sus primeras alertas de evacuación. Los agentes forestales provinciales afirman que el clima cálido y seco de las últimas semanas ha favorecido la propagación de las llamas. Tanto las autoridades de Alberta como las de Columbia Británica han señalado que algunos de estos incendios son consecuencia de acciones imprudentes, por lo que se ha prohibido encender fuego a cielo abierto en algunas zonas. Alberta declaró en mayo de 2023 el estado de emergencia por la ola de incendios sin precedentes.

El año pasado, las llamas no sólo arrasaron millones de hectáreas en el país. El humo y las partículas invadieron grandes centros urbanos de Canadá, llegando a Estados Unidos e incluso a Europa. De acuerdo con el Servicio Copérnico de Vigilancia de la Atmósfera de la Unión Europea, los fuegos canadienses generaron casi una cuarta parte del total mundial de emisiones de carbono procedentes de incendios forestales en 2023. Las provincias afectadas tuvieron que recibir el apoyo de las Fuerzas Armadas y de miles de bomberos procedentes de Estados Unidos, Europa, América Latina y Oceanía.

En una sesión llevada a cabo el pasado 10 de abril, ministros del Gobierno de Justin Trudeau abordaron aspectos relacionados con la temporada de incendios forestales de este año. “Hay una serie de tendencias preocupantes. Esperamos temperaturas superiores a la media en todo el país” sostuvo Harjit Sajjan, ministro de Protección Civil. El grupo ministerial alertó de un peligro de incendios tempranos en el oeste de Canadá, el este de Ontario y el sur de Quebec. También indicó que en mayo las llamas podrían propagarse más allá de lo normal en el sur de Columbia Británica, la zona de las praderas canadienses (que incluye partes de Alberta, Saskatcewan y Manitoba), el norte de Ontario y el oeste de Quebec.

Los ministros anunciaron, entre otras medidas, incentivos fiscales para contratar a más bomberos, la compra de equipamiento especial para combatir las llamas e inversiones para que diversas comunidades indígenas estén mejor preparadas ante esta calamidad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

“Siempre hemos tenido incendios forestales en todo Canadá. Lo que es nuevo es su frecuencia y su intensidad”, apuntó Jonathan Wilkinson, ministro federal de Recursos Naturales. Un informe publicado en 2022 por dicho ministerio indicaba que, a raíz de las condiciones cada vez más propicias para la propagación del fuego, la superficie quemada podría duplicarse a finales de este siglo en comparación con la que ha sido arrasada en las últimas décadas.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.