• dom. Abr 21st, 2024

El juez Pedraz ordena bloquear Telegram de forma cautelar a raíz de una denuncia de Mediaset, Atresmedia y Movistar Plus | Tecnología

porConfidencial de México

Mar 22, 2024
El juez Pedraz ordena bloquear Telegram de forma cautelar a raíz de una denuncia de Mediaset, Atresmedia y Movistar Plus | Tecnología

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado suspender de forma cautelar la aplicación de mensajería instantánea Telegram a raíz de una denuncia presentada por Mediaset, Atresmedia y Movistar Plus por presunto uso no autorizado de contenido audiovisual sometido a derechos de autor.

Según ha informado Cuatro y han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 ha adoptado esta decisión en el marco de una petición de medida cautelar que reclamaron las compañías audiovisuales para que se paralizara la actividad de la aplicación mientras se lleva a cabo la investigación. Ante la falta de respuesta de la aplicación de mensajería instantánea y encriptada, lanzada en 2013, que se ha negado a entregar al juez la información que se le había solicitado, se ha dado orden a los operadores de telecomunicaciones para bloquear temporalmente la conexión de Telegram en España, según han apuntado las mismas fuentes consultadas.

De momento, la aplicación permanece operativa, aunque está previsto que en unas horas se produzca el bloqueo ordenado por la Audiencia Nacional. Algunos usuarios están reportando problemas de acceso a la aplicación esta noche en España, según la plataforma DownDetector.

Telegram es una aplicación de mensajería que se ha hecho popular como alternativa a WhatsApp, sobre todo cuando la app de Meta daba problemas. Pero también porque la compañía, fundada hace una década por dos hermanos rusos (Nikolai y Pavel Durov), ha permitido más libertad sobre los contenidos que se compartían o el tipo de actividades que se realizaban, lo que ha provocado que florezcan grupos conflictivos. Los mensajes en la aplicación están cifrados de extremo a extremo, por lo que solo el emisor y receptor acceden al contenido.

Pero los grupos y canales de difusión abiertos permiten a los usuarios intercambiar mensajes y archivos de todo tipo públicamente. La plataforma de mensajería ha sido retirada de las tiendas de apps o tumbada judicialmente en anteriores ocasiones por permitir el intercambio de contenidos ilegales. Hace unos años, desapareció de la App Store de Apple por un caso de pornografía infantil y Brasil suspendió el servicio por no colaborar en una investigación contra grupos neonazis.

Es conocido el uso que hacen de esta aplicación diversas organizaciones ilegales o extremistas: sin ir más lejos, el Estado Islámico ha reivindicado el atentado de Moscú de este viernes en su canal de Telegram. También ha tenido problemas en el pasado por actividades de grupos de extrema derecha, por difusión de contenidos violentos, tráfico de drogas y violaciones de derechos de autor, como es el caso que ha abordado la Audiencia Nacional.

En 2019, Telegram bloqueó varios canales que distribuían libros, diarios y revistas pirateados tras colaborar con organizaciones del sector. Un año después, la plataforma fue señalada por la Unión Europea por compartir contenidos no autorizados para su descarga o transmisión, como música, libros, publicaciones de noticias, películas y programas de televisión.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.