• sáb. May 18th, 2024

Juan Cortina Gallardo: El presidente del Consejo Nacional Agropecuario: “La discusión sobre los maíces transgénicos es totalmente innecesaria”

porConfidencial de México

Feb 27, 2023
Juan Cortina Gallardo: El presidente del Consejo Nacional Agropecuario: “La discusión sobre los maíces transgénicos es totalmente innecesaria”
Juan Cortina Gallardo, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) de México, posa para una foto cortesía de la organización.Guillermo Kahlo

Dentro del debate a favor y en contra del maíz transgénico, Juan Cortina Gallardo (Ciudad de México, 1968) tiene que hablar por los agricultores. Empresario azucarero y presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) desde 2021, Cortina defiende la tecnología de los cultivos transgénicos. Su posición coincide con la de Estados Unidos, el socio comercial más importante de México, cuyo gobierno planea iniciar un mecanismo de disputa que podría castigar a México por prohibir este tipo de maíz para consumo humano. El sector agropecuario aporta cerca del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el año pasado tuvo ingresos por más de 50.000 millones de dólares en exportaciones.

La ciencia, como se indica en un informe de 2016 de la Academia Nacional de Ciencias (NAS) de EE. UU., concluye que los OGM en sí mismos no han tenido un impacto en la salud de los humanos. El herbicida diseñado para ser utilizado en estos cultivos, sin embargo, ha sido causante de cáncer, concluye el estudio.

Cortina rechaza esta constatación, califica la discusión de “innecesaria” y asegura que el glifosato no es nocivo “si se usa adecuadamente”. Los miles de millones de dólares en daños que ha pagado una empresa productora de glifosato por provocar cáncer en agricultores se debe a que un tribunal “progresista” de California “dejó entrar una demanda”, argumenta Cortina. En 2020, Bayer acordó pagar $11 mil millones a las víctimas del herbicida que acumuló cientos de miles de demandas.

Preguntar. El Consejo ha expresado su optimismo ante el decreto publicado el pasado 13 de febrero por el Ministerio de Economía sobre la prohibición del maíz transgénico y su herbicida, el glifosato.

Respuesta. Sí. El decreto original, publicado en 2020, era un decreto mal redactado, que se prestaba a interpretaciones y que lamentablemente ciertas facciones activistas del gobierno estaban aprovechando para llevar adelante una agenda que estaba afectando mucho al sector. Este nuevo decreto aclara mucho de estos temas y obviamente, que también es muy importante, si no elimina, sí limita en un 98% el daño comercial que podría tener Estados Unidos con México.

q ¿Significa esto que la disputa podría resolverse prácticamente?

r Estados Unidos no está de acuerdo con la redacción del decreto porque cuestiona la política de tecnología y ciencia que ha tenido ese país durante los últimos 30 años, que les ha dado seguridad alimentaria y que de alguna manera no podemos cuestionar porque hemos estado utilizando este tipo de maíz durante 25, 30 años y nunca ha habido ningún impacto en la salud. Entonces, dicho esto, entiendo que el tema es de escritura y no pueden estar de acuerdo con eso. También entiendo por qué con lo que hizo la Secretaría de Economía y con lo que ya está pasando se están soltando todos los eventos biotecnológicos que estaban estancados en la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios). Con esto, se eliminará el perjuicio comercial con Estados Unidos y se reducirá en gran medida el riesgo de que Estados Unidos imponga algún tipo de cuota arancelaria o algún tipo de problema comercial en el sector agroalimentario mexicano.

q ¿A qué se refiere el 2% restante y que será impactado por este decreto?

r México es autosuficiente en la producción de maíz blanco híbrido, especialmente en el estado de Sinaloa. Sin embargo, históricamente, debido a los costos logísticos, es más barato traer maíz blanco transgénico de EE. UU. a México, especialmente al sur y sureste, que enviarlo desde Sinaloa. Así, Sinaloa exporta entre 400 mil y 500 mil toneladas al año de maíz blanco híbrido, principalmente a Venezuela, Ecuador, algunos países de Centroamérica y Nicaragua. Y ese maíz blanco lo importamos de EE.UU. El nuevo decreto menciona que las autoridades, y con reglamento interno, no quieren permitir el uso de maíz blanco transgénico para hacer nixtamal y tortillas para consumo humano. Estás hablando de entre 300.000 y 400.000 toneladas al año, de un total de 40 millones de toneladas de granos y oleaginosas que importamos al año. Es un porcentaje muy pequeño. Eso es lo que quiero decir. Es simplemente que las dos empresas que consumen ese maíz blanco, en lugar de traerlo de EE.UU., simplemente lo trasladan de Sinaloa.

q La Casa Blanca ha asegurado que la prohibición de México no tiene base científica. Sin embargo, existe evidencia científica de que el glifosato, un herbicida diseñado para cultivos transgénicos, causa cáncer.

r Estoy totalmente en contra de lo que dices. No estoy de acuerdo.

q Está documentado en el informe NAS de 2016.

r Es cancerígeno si lo usa y lo toma en cantidades gigantescas. El glifosato se encuentra en el maíz en pequeños porcentajes. Tendrías que comer, no sé, 50.000 o 60.000 kilos de maíz en un día para que te afecte. El maíz transgénico se ha utilizado en todo el mundo durante 25 años y no ha tenido ningún impacto en la salud. Hubo un tribunal en el estado de California, que siempre es más progresista, que admitió una demanda contra el glifosato. Pero se ha peleado por esto y si observa todos los estudios serios que se han realizado en los EE. UU. y en otras partes del mundo, el glifosato no es cancerígeno si se usa correctamente. De la misma manera, si tomas un antibiótico y te llenan de antibiótico, tendrás daños en tu salud. Pero eso no significa que los antibióticos sean malos. El presidente de Brasil Lula da Silva, en 2004, aprobó en sus primeras dos semanas en el poder toda la tecnología transgénica para Brasil y ahora el país es un motor agroalimentario mundial. Aquí nos estamos metiendo en toda una serie de discusiones que en realidad son totalmente innecesarias. Hoy el glifosato se usa en 180 países.

q Aunque la Unión Europea no lo ha prohibido, la mayoría de los países europeos individuales lo están haciendo.

r En Francia hablaban de que lo iban a prohibir y volvieron a dar permiso por un año más. No estamos en contra del uso de ‘bioinsumos’, siempre y cuando estos insumos estén probados y certificados de que realmente hacen el trabajo que deben hacer. Evidentemente hay una ola de activismo contra estas tecnologías en Europa que ha sido muy fuerte en los últimos años, pero eso no quiere decir que sea perjudicial para la salud. Se usa en todo el mundo y en los EE. UU. se ha usado durante 25 años. Si esto causara cáncer, imagínense la incidencia de cáncer que ya estaría ligada a esto. Estas son herramientas con las que cuentan los agricultores a nivel mundial que incluso nos ayudan a tener una agricultura más sustentable.

q La CNA alertó recientemente sobre la falta de inspecciones a las importaciones de pollo y carne, especialmente por la fiebre aviar que se ha desatado en algunos países. ¿Se ha reducido la fiscalización en esta Administración o es un problema que le precede?

r El gobierno está muy preocupado por la inflación en los productos básicos, lo cual es comprensible porque afecta a la población de menores recursos. México es uno de los países más abiertos en el sector agroalimentario del mundo y la agricultura comercial no cuenta con apoyos de ningún tipo. Inicialmente, el gobierno dijo que quería dejar de lado el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agropecuaria (Senasica), que funciona como la autoridad sanitaria en el sector agropecuario (para reducir costos y aliviar la inflación). Este tema sí nos preocupó mucho porque el país ha estado cuidando mucho el aspecto fitosanitario. En los últimos 30 años se han erradicado muchas enfermedades, tanto animales como vegetales. Cuando anuncian esfuerzos para reducir la inflación, primero anuncian la importación de carne argentina. Estábamos muy preocupados porque hay fiebre aftosa en Argentina, que nos costó mucha inversión y tiempo erradicar en México. Al principio, expresamos mucho esta preocupación. Sin embargo, desde que se anunció la normativa del PACIC (paquete de medidas para contener la inflación), se incluyó al Senasica porque el gobierno se dio cuenta de lo importante que es cuidar la salud fitosanitaria del país. Ahora, por otro lado, también se ha anunciado la importación de carne bovina de Brasil. Pues también hay que tener mucho cuidado, porque anteayer se anunció que habían encontrado vacas locas en Brasil.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país