• dom. Feb 25th, 2024

Los Lakers conquistan la primera Copa NBA sin necesidad de triples | Baloncesto | Deportes

porConfidencial de México

Dic 10, 2023
Los Lakers conquistan la primera Copa NBA sin necesidad de triples | Baloncesto | Deportes

A la vieja usanza, casi como si no existiera la línea de 3 puntos, los Lakers conquistaron este sábado la primera Copa NBA desde debajo del aro. No encestaron un triple hasta que quedaba un minuto del tercer cuarto, tras fallar los 10 primeros intentos. Y solo anotaron otro en lo que quedaba de partido. Tampoco necesitaron más porque se hicieron dueños de las dos zonas. El equipo de Los Ángeles, el más laureado de la NBA, inscribe su nombre como primer campeón del nuevo torneo. LeBron James, la mayor estrella de la liga, levantando el trofeo de campeón de copa es el final perfecto para un experimento exitoso.

LeBron percutió una y otra vez con sus fulgurantes entradas a canasta, llenas de potencia, y cerró el partido con 24 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias. A punto de cumplir 39 años, sigue siendo imparable. Davis, mientras, fue el rey debajo del tablero con su poderío reboteador, su acierto ante el aro y sus tapones. Fue el máximo anotador (41 puntos) y el máximo reboteador (20 rebotes), a lo que puso la guinda de 5 asistencias y 4 tapones. Fue el mejor de la final, aunque LeBron James haya sido elegido el mejor del torneo. A las dos estrellas de los Lakers se sumó un inspirado Austin Reaves, que anotó 28 puntos saliendo del banquillo, 22 de ellos en la primera mitad.

Los Lakers fueron por delante desde el principio y acabaron el primer cuarto 34-29. El equipo de Los Ángeles trató a toda costa de anular a la ascendente estrella rival, Tyrese Haliburton. Con una presión asfixiante y ayudas permanentes, no dejaban que se sintiera cómodo ni en la dirección del juego ni en el tiro. Lanzó dos triples kilométricos que no tocaron aro y que eran el mejor síntoma de su impotencia. Mientras, Anthony Davis se apoderó del primer cuarto con 13 puntos y 8 rebotes.

En el segundo cuarto, los Lakers seguían dando la sensación de estar haciendo un mejor partido. Si los de Indiana seguían vivos, era solo por la falta de puntería desde la línea de 3 puntos. Al descanso se llegó con un 65-60 que dejaba muy vivo el partido. Además, LeBron cometió su tercera falta a falta de 3.19 del segundo cuarto, lo que condicionaba su presencia sobre el parqué.

Anthony Davis, durante la final de la Copa NBA contra los Indiana Pacers.Candice Ward (USA TODAY Sports via Reuters Con)

El ritmo anotador se hundió en el tercer cuarto. Los Pacers, el equipo que más puntos suma en el inicio de la temporada, seguían sin ver la luz en ataque y el parcial fue de 25-22, gracias a un triple a la desesperada de los de Indiana en el último segundo. Se llegaba al último cuarto con ventaja de 8 puntos de los Lakers (90-82).

Los Pacers salieron más acertados en el tramo decisivo y acortaron enseguida la distancia a solo 3 puntos. Empezaron a ajustar su juego para ofrecer alternativas a Haliburton ante la presión asfixiante a la que le sometían los Lakers, haciendo circular más rápido el balón, pero no terminaban de encontrarse a sí mismos. El plan de Darvin Ham, entrenador de los Lakers, estaba funcionando a la perfección.

Con un nuevo apagón de Indiana, mediado el último cuarto, los campeones enfilaron un parcial de 13-0 que sentenció el partido con un 115-99 a falta de algo menos de tres minutos. Para ese momento, los Lakers habían anotado 80 puntos en la zona, por 40 de los de Indiana. Demasiada diferencia. Al final, 123-109, una diferencia de 14 puntos en un partido en que los Lakers solo anotaron dos triples de 13 intentos.

Los dos equipos habían llegado a la final de Las Vegas con un pleno de victorias en sus seis partidos disputados. Los Indiana Pacers lograron quedar primeros de grupo por delante de los Philadelphia 76ers y de los Cleveland Cavaliers, que parecían los equipos más potentes de su liguillan de cinco equipos. Luego, en los cruces dejaron fuera a los grandes favoritos. Primero, a los Celtics, con una exhibición de Haliburton en la que logró el primer triple doble de su carrera con 26 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes sin ninguna pérdida de balón. Después, en la semifinal del Este de Las Vegas, tumbaron a los Milwaukee Bucks a pesar de los 37 puntos de Giannis Antetokounmpo de nuevo en otro gran partido del base de Indiana.

Los Lakers, por su parte, arrasaron en la fase de grupos con cuatro victorias y un saldo de 74 puntos a favor, el mejor de todo el campeonato. En los cruces se clasificaron por los pelos en el partido de cuartos contra los Phoenix Suns, a los que ganaron 106-103 con una última posesión polémica, en la que LeBron James pidió tiempo muerto cuando su base, Austin Reaves, parecía haber perdido ya el balón. La semifinal del Oeste, sin embargo, fue un paseo triunfal para los Lakers. Sin ni siquiera forzar la máquina, ganaron a los New Orleans Pelicans 133-89. LeBron James logró 30 puntos pese a jugar solo 23 minutos. Es la vez que menos tiempo en la cancha necesitó para alcanzar la treintena.

Además del título, los jugadores del equipo campeón reciben un premio de 500.000 dólares cada uno. Los subcampeones se conforman con 200.000 dólares por cabeza, mientras que cada jugador de los dos equipos semifinalistas perdedores recibe 100.000 dólares y los de los eliminados en los cuartos de final, 50.000 dólares.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.