• dom. Jul 14th, 2024

Prohibidas las jaulas para ver al tiburón blanco en la Isla de Guadalupe, único lugar para observar al animal en México

porConfidencial de México

Feb 10, 2023
Prohibidas las jaulas para ver al tiburón blanco en la Isla de Guadalupe, único lugar para observar al animal en México

Por suerte o por desgracia, las personas ya no podrán meterse en una jaula con barrotes muy separados, en un mar infestado de grandes tiburones blancos. La Comisión Nacional de Áreas Protegidas ha emitido este nuevo reglamento para proteger a los turistas y las especies que les fascina observar. “Se suspenden actividades turísticas relacionadas con el tiburón blanco” en la Isla de Guadalupe, ese pequeño terruño a 260 kilómetros de Baja California que desde principios de siglo se ha convertido en uno de los mejores lugares del mundo —y el único en México— en el que observar al tiburón más grande del océano.

La veda busca eliminar “malas prácticas que ponen en riesgo a esta especie por el uso de atrayentes y jaulas de observación”. En 2016 y 2019, el mundo marino de la Isla de Guadalupe vivió dos malas experiencias que involucraron visitas turísticas de tiburón blanco, que es considerada una especie en peligro de extinción, en jaulas. En la primera, un ejemplar de este animal, que puede alcanzar los cinco metros de longitud, golpea una jaula para el cebo, lanzándose previamente para llamar su atención. En el forcejeo, el tiburón logra atravesar los barrotes, agarrar el cebo que había quedado dentro y salir por la parte superior. En el video que circula en internet se pueden apreciar las heridas que muestra el animal en la zona de las branquias y en el abdomen.

A pesar de que existe un manual de buenas prácticas para la observación del tiburón blanco en jaula para la Isla Guadalupe, las empresas turísticas no cumplen con estas condiciones. En muchos casos, la distancia entre las barras es más amplia de lo permitido. Además, el manual prohíbe cebar el agua para atraer tiburones, pero algunas empresas también incumplen esta regla en caso de que los tiburones no estén lo suficientemente cerca de las jaulas. La prohibición de las jaulas pretende frenar el, aunque próspero, negocio de la observación de animales en la Isla de Guadalupe, a fin de “garantizar la integridad de los pescadores locales y que la vida silvestre continúe con sus ciclos de vida sin alteraciones como el ruido del tráfico”. de embarcaciones, contaminación, interacción humana o introducción de especies invasoras”.

Otro incidente alimentó las protestas por la prohibición en 2019. Un ejemplar de 3,5 metros de largo quedó atrapado entre los barrotes de una jaula. El tiburón estuvo inmovilizado entre los metales durante más de veinte minutos y cuando quisieron soltarlo ya estaba muerto y hundido en el fondo del mar. El activista Arturo Islas denunció públicamente que la embarcación siguió operando con normalidad al día siguiente del evento y el resto de la temporada, sin recibir ninguna sanción o suspensión.

Isla Guadalupe, con apenas 92 habitantes, es un Área Natural Protegida que lleva más de 15 años trabajando en la conservación de su fauna y flora. Se le otorgó ese título debido a su alta biodiversidad y condiciones geográficas. Allí viven mamíferos marinos como el delfín mular, el lobo marino de California, el lobo marino autóctono de la isla Guadalupe, el elefante marino o especies de aves como el albatros de Laysan. El programa para un área de este tipo se actualiza cada cinco años, y el último informe considera que entre 2016 y 2021 se ha observado un aumento en el número de malas prácticas por parte de embarcaciones turísticas, lo que ha llevado a la prohibición de esta actividad. .

En los últimos años, estas empresas turísticas han proliferado sobre todo gracias a la gente que viene de Estados Unidos con ganas de ver tiburones blancos en la isla. Un día de buceo con tiburones cuesta unos 4.300 pesos (unos 230 dólares) en las agencias más famosas para embarcarse en estas aventuras. “Vive la experiencia única e incomparable de estar cara a cara con el increíble tiburón blanco”, se lee en una de las páginas que ofrecen estas visitas. Las únicas alternativas para ver animales de este tipo son Sudáfrica y Australia, lugares donde además de estar lejos, su agua no es tan clara como la de la Isla de Guadalupe. Allí se han reconocido 228 tiburones, y para verlos de cerca es necesario tener un certificado de buceo. Los barcos identifican los tiburones con los que han estado ese día. “Si se le ocurrió un gran tiburón blanco que aún no figura en la lista, los derechos de denominación son todos suyos”, dice el sitio web.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país