• dom. Jul 14th, 2024

Radiografía de la revolución en inteligencia artificial | Negocios

porConfidencial de México

Abr 28, 2024
Radiografía de la revolución en inteligencia artificial | Negocios
Radiografía de la revolución en inteligencia artificial | Negocios

La inteligencia artificial (IA) está en boca de todo el mundo. Acapara titulares, monopoliza conversaciones y mesas redondas en los foros, se habla por todas partes de sus beneficios, de su regulación, de sus peligros y de cómo se ha colado en nuestras vidas a través de nuestros dispositivos electrónicos. Pero en el contexto actual, son solo un puñado de empresas y organizaciones españolas (un 10%) las que disponen ya de un plan de IA completamente integrado en sus estrategias, aunque el 36% ha iniciado su elaboración, según el Informe Ascendant Madurez Digital 2024 de Minsait, titulado IA, radiografía de una revolución en marcha. “Uno de los grandes retos es acelerar la innovación y el escalado ágil y flexible de esta herramienta, con el fin de no perder el tren de la competitividad”, dijo Luis Abril, consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait.

Durante la presentación, que se llevó a cabo el jueves pasado en Madrid, Abril indicó que aunque las compañías de todos los 15 sectores consultados para este estudio (banca, energía, seguros, telecomunicacione, entre otros) parten de un bajo nivel de adopción de la IA, son conscientes del reto que supone impulsar y capturar todo su valor a medida que avanza la tecnología. “Desde el punto de vista del impacto y la oportunidad que se supone, parece claro que puede mejorar de forma importante la productividad de las empresas, que puede transformar servicios públicos y generar riqueza y progreso”, agregó. “Lo que está claro a estas alturas es que es un recurso valioso, que en esencia empieza a hacer posible la automatización de actividades complejas”, añadió.

Las tareas que realizan los sistemas de IA, abundó consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait, van desde análisis complejo de datos hasta el aprendizaje y razonamiento, que son el núcleo de lo que se define como IA predictiva, y que permite la toma de decisiones automáticas. Por otra parte, agregó, se encuentra la IA generativa, la cual se encarga de crear nuevos elementos como textos, imágenes, vídeos e incluso código de software. “Este salto cualitativo hacia la IA impulsa hacia nuevos modelos de gestión, donde la IA se integra en todas las funciones organizativas, liberando tiempo y permitiendo a las personas enfocarse en actividades de mayor valor añadido”.

Además, en términos de impacto, la IA desempeñará un papel fundamental en la sostenibilidad, tanto en la preservación del medio ambiente como en la promoción de la inclusión social. “Muchos de los casos de uso desarrollados en colaboración con clientes y socios tienen un componente significativo de desarrollo sostenible, destacando el compromiso con un futuro más equitativo y ambientalmente consciente”, expresó Abril, durante el encuentro en el que participaron diversos representantes del sector público y privado, quienes han puesto en marcha alguna herramienta de inteligencia artificial. Esta innovación es una disrupción significativa en diversos sectores empresariales y sociales, y conlleva una serie de retos que deben ser abordados de manera efectiva.

Luis Abril, consejero ejecutivo de Indra y director general de Minsait.Santi Burgos

“Estos desafíos están estrechamente relacionados con la protección de la privacidad y la seguridad de los datos, la prevención de sesgos y discriminación, la gestión sostenible de los recursos necesarios para el uso de la IA, y especialmente, la gestión del impacto que pueda tener en el mercado laboral”, agregó Abril. Responder adecuadamente a todo ello implica avanzar hacia un modelo de sociedad donde las nuevas tecnologías estén al servicio de las personas, y no al contrario, glosó el directivo durante la inauguración de la presentación del informe, cuyo desarrollo supuso el análisis de la información de más de 900 organizaciones.

¿Cómo se utiliza la IA?

Las empresas y organizaciones en España se han lanzado a la adopción de la IA, en principio, para dar soporte a la toma de decisiones. “Pero la realidad es que con la aparición de la IA generativa ha ganado, por goleada, la búsqueda de la eficiencia, porque con los nuevos modelos, que son capaces de comprender y generar lenguaje natural, dan un punto increíble de mejora en la eficiencia de los procesos”, resaltó por su parte Natalia Clavero, directora Global de IA en Minsait. El estudio menciona que la mayoría de los participantes que ya han implementado IA en su día a día lo han hecho con la motivación puesta en la eficiencia operativa (72%), en la mejora de toma de decisiones (34%) y la evolución de la experiencia de sus clientes y usuarios internos (31%).

La experta señaló que la integración de la IA se ha realizado principalmente mediante una serie de pruebas y casos de uso a pequeña escala. Este enfoque fragmentado está obstaculizando la realización total del potencial de esta herramienta. “La falta de una estrategia clara y contundente, así como la ausencia de una visión centralizada, obstaculizan el desarrollo integral de la tecnología en las organizaciones”. Temas como un incierto escenario regulatorio, la falta de talento y una inmadurez tecnológica no han contribuido a un mejor crecimiento, mencionó Clavero. “Un 90% de las organizaciones entrevistadas no cuentan todavía con un plan estratégico de inteligencia artificial”, subrayó Juan Carlos Rodríguez, director Global de Mercados y Verticales en Minsait.

Es crucial fomentar una mentalidad centrada en la inteligencia artificial en las organizaciones. ¿Cuál es el propósito? Desarrollar estrategias respaldadas por la alta dirección es crucial, ya que un 35% de las organizaciones carece del patrocinio necesario para este tipo de iniciativas, expresó Clavero. Esta situación conduce a la falta de discusión sobre propuestas realmente impactantes. “Solo un 14% de las organizaciones está llevando a cabo proyectos de IA generativa a gran escala, y menos del 2% se aventura con técnicas más innovadoras”, destacó la experta.

Pero más allá de ser pesimistas, los expertos de Minsait confían en que la tecnología va a seguir avanzando. “Esto acaba de empezar”, afirmó Rodríguez. “Llevamos mucho tiempo hablando de ello, pero realmente ha explotado hace un año. Hay un bajo nivel de madurez y hay un gran reto que es capturar el valor de la IA, impulsando a gran escala su adopción en grandes organizaciones”, dijo. Y a medida que madure la tecnología, se irá implementando en más organizaciones, destacó. “Creo que las organizaciones también están esperando a esa maduración para lanzar el despliegue de una manera más contundente”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal