• dom. Jul 14th, 2024

Todo vale para cortejar a los mejores talentos digitales: desde cervezas a videojuegos de Fórmula 1 | Negocios

porConfidencial de México

Abr 27, 2024
Todo vale para cortejar a los mejores talentos digitales: desde cervezas a videojuegos de Fórmula 1 | Negocios
Todo vale para cortejar a los mejores talentos digitales: desde cervezas a videojuegos de Fórmula 1 | Negocios

Encontrar talento tecnológico es un reto que las empresas están intentando resolver con más creatividad que nunca. Según un informe de Randstad, tres de cada cuatro compañías en España no son capaces de cubrir vacantes vinculadas con el desarrollo web, el big data y la ciberseguridad. La ausencia de estos profesionales le costó a España alrededor de 14.500 millones de euros, —1,3% del PIB—, según un informe de IndesIA. Para combatir el problema, una docena de entidades, entre las que se destacan El Corte Inglés, Alcampo, Navantia, Grupo Santander, Tragsa se reunieron la semana pasada en el centro comercial Madrid X (Alcorcón), en una feria de reclutamiento que busca darle la vuelta a la situación, pero aplicando una fórmula distinta; a través de videojuegos, pruebas de realidad virtual y cervezas.

Las colas que se formaban frente a la nave antes de su inicio eran una clara señal del interés. Cerca de un millar de rostros juveniles se habían inscrito al encuentro, que según su organizador, Roberto Menéndez, responsable de Futura Vive, está diseñado para encontrar esos perfiles “unicornio”, —por lo difícil que es dar con ellos—, como son personas especializadas en inteligencia artificial y data. “No es que falte talento en el país, pero los canales para conectar a las grandes empresas y a este tipo de profesionales son escasos”, comparte Menéndez, quien lleva cinco años gestionando este tipo de citas en la capital.

Alcampo es una de las marcas que ha plantado su puesto en la feria. Al menos media docena de personas en la veintena escuchan atentos e intrigados lo que Diana Silva, la reclutadora de la marca, les explica. En el sector de la gran distribución urgen profesionales con aptitudes tecnológicas que impulsen áreas como el comercio electrónico, la logística y el desarrollo de negocio. Silva detalla que la firma contrata constantemente porque tienen “talento muy longevo” en toda la plantilla. Su misión en la feria es seleccionar perfiles de todo tipo, “que sepan dominar tanto los programas vanguardistas como los más antiguos”, pero sobre todo talento que ayude al sector a dar el salto hacia la digitalización. “En Alcampo, aún no hemos migrado a la nube, por ejemplo”, revela Silva.

Entre los visitantes que hacen fila se encuentra Wilfredo Alba, de 26 años, estudiante de un posgrado en Big Data de la Universidad Europea, quien ha llegado a preguntar por prácticas profesionales. Este joven de República Dominicana cuenta que ya dispone de experiencia laboral en su país natal, específicamente en el área de logística, pero al ser un ciudadano extracomunitario y poseer únicamente un permiso para trabajar hasta 30 horas a la semana, muchas compañías ni se detienen a revisar su currículo. Este es un problema que arrastran gran parte de los estudiantes que han venido a formarse en España desde fuera de la Unión Europea, un grupo con un peso cada vez mayor en el mercado laboral.

Feria de reclutamiento Beer&Tech en Alcorcón, Madrid.Cristine Ruiz Kamil

Brianna Beltrán acaba de llegar a la feria junto a tres amigos. Han venido a “ver en qué empresas pueden encajar”. Este grupo de jóvenes estudia desarrollo de aplicaciones en Campus 42, la academia de programación que la Fundación Telefónica tiene en Madrid, y comentan, algo nerviosos, que pronto empezarán a buscar trabajo. “No tenemos experiencia laboral, por lo que no sabemos aún en qué empresa nos gustaría entrar”, comparte Javier Díaz, uno de ellos. Sin embargo, si algo tiene claro el grupo es que no desean que su vida gire en torno al empleo. “El trabajo a nivel de desarrollo personal no nos aporta nada”, esgrime con seguridad Federico Sarabina. “Para mí lo importante es saber que sí voy a tener una vida más allá de las ocho horas”, zanja Díaz.

Silva, la reclutadora de Alcampo, matiza que esta es, en general, la tónica que abanderan las nuevas generaciones a la hora de buscar trabajo. “Las exigencias de los jóvenes son mayores, buscan flexibilidad en cuanto al teletrabajo, que el horario les permita conciliar con sus actividades y que puedan desarrollar una carrera dentro de la compañía”. Ella señala que Alcampo permite que se teletrabaje un día desde casa, pero también invita a las nuevas generaciones a pasar la mayor parte del tiempo a las instalaciones: “Queremos romper el estigma de que los perfiles tecnológicos son poco sociables”, destaca.

Los cuatro jóvenes acaban de recibir un sello por participar en la charla con Silva. Cuando juntan ocho de estos en una cartilla que reciben al inicio de su recorrido, pueden reclamar una porción de palomitas y un vaso de cerveza. Esta dinámica está diseñada, según Menéndez, para que encontrar trabajo sea un proceso “divertido”, que llame la atención de los más jóvenes. En paralelo, al ambiente le rodea un aire futurista: hay luces led que le dan un aire retro a la estancia y varias consolas para adentrarse en la realidad virtual o simular la conducción de un monoplaza de fórmula 1.

A las empresas se les está haciendo cuesta arriba poder dar con el talento porque gran parte de él ha salido del país en busca de sueldos mucho más altos, comenta Jessica Moushino, reclutadora de Anywr, una empresa invitada a la feria que facilita la movilidad en la Unión Europea. Por ejemplo, un analista de datos con menos de dos años de experiencia —un júnior— tiene un suelo medio de 36.000 euros en Madrid, según un informe del mercado laboral de la firma Hays, mientras que un puesto equivalente en Alemania recibiría 62.000 euros al año o 74.000 en Dinamarca. Esto frena la digitalización de las empresas, un camino necesario para su crecimiento, comparten la mayoría de los expertos. “Hay firmas en España con hasta 50 vacantes”, clarifica Menéndez.

El currículo es cosa del pasado

En la nave también han desembarcado empresas especializadas en optimizar las fases del reclutamiento para que sean más ágiles. Algunas como Ticjob están empezando a impulsar entrevistas con avatares guiados por inteligencia artificial para acelerar el proceso de recibir currículos y que, al mismo tiempo, ningún aspirante se quede sin respuesta. Ana Acedo, responsable de Marketing en la compañía, detalla que la IA está desempeñando un papel importante a la hora de evaluar las habilidades necesarias de los empleados y la preselección de los candidatos. Aunque, por otro lado, esto también empuja a los departamentos de Recursos Humanos a buscar otro tipo de filtros, una vez han pasado la selección de la IA.

“Ya no basta con enviar el currículo actualizado o elaborar hojas de vida interactivas con un diseño muy llamativo”, narra Acedo. “Los nuevos postulantes deben saber que al final un reclutador se va a meter en tus redes sociales porque le interesa encontrar candidatos que sean proactivos, que compartan contenido de calidad con su comunidad”, aclara. Silvia Cerrato, talent acquisition de Santander, añade que en lo que más se fijan los departamentos de Recursos Humanos actualmente es en las habilidades blandas como la capacidad de trabajar en equipo o la motivación para unirse a la plantilla.

Son las tres de la tarde y la sala poco a poco se vacía. El buen tiempo invita a salir a una plaza cercana, al aire libre, donde los candidatos comparten su experiencia cerveza en mano. Es la generación que para buscar trabajo ha cambiado el traje de corbata por la sudadera y la carpeta bajo el brazo por compartir el perfil de Linkedin.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal